sobrela_enfermedad_inflamatoria_intestinal

FAQS

1) ¿Cómo se diagnostica la EII?

Como paciente Usted deberá comunicar a su médico lo antes posible sus síntomas para que él o ella decidan si remitirle a un especialista. 

El proceso diagnóstico incluirá 

  • Historia clínica detallada y exploración física.
  • Análisis de sangre y heces
  • Radiología con contraste (TAC, Resonancia magnética nuclear)
  • Endoscopia (colonoscopia) con biopsia. Esta prueba requiere una preparación previa del colon y se realiza bajo anestesia general

 

2) ¿Cómo puedo reconocer que tengo un brote de la enfermedad?

El brote se caracteriza por la aparición de diarreas, dolor abdominal, sangre y/o moco en heces todo ello generalmente acompañado de cansancio, pérdida del apetito y de peso y en ocasiones fiebre.

3) ¿Puedo hacer algo para prevenir la aparición de un brote? 

Entre los factores que favorecen la aparición de un brote figuran:

  • El consumo de tabaco en el caso de la EC
  • El incumplimiento frecuente del plan de medicación que le fue recomendado
  • El estrés
  • El abuso de otras medicamentos como antiinflamatorios convencionales

 

4) ¿Qué recomendaciones son efectivas para un paciente pediátrico o adolescente y para sus familias?

Ante todo trasmitir al paciente seguridad, apoyo familiar, confianza en su médico, conocimientos para controlar sus síntomas y su medicación y sobre todo facilitar su integración a nivel escolar.

 

5) ¿En qué afectará la enfermedad a mi vida?

El tratamiento que se le va a prescribir tiene entre otros objetivos que pueda seguir con sus actividades laborales y familiares. La dieta jugará un papel importante y en ese sentido el equipo médico y de enfermería le asesorará debidamente. Si desea o tiene previsto quedarse embarazada, la enfermedad no tiene porqué condicionar su decisión. Sencillamente debe comunicárselo a su equipo médico

 

6) ¿Me tendrán que operar?

Un porcentaje variable de los pacientes con EII son sometidos a intervención quirúrgica en un momento determinado de su evolución. En ocasiones, tanto el equipo médico como el paciente recomiendan la cirugía como primera opción para mejorar la calidad de vida del paciente. Las técnicas quirúrgicas se han  perfeccionado mucho en los últimos años y se circunscriben sólo al territorio afectado por la enfermedad, con técnicas poco invasivas y con programas de recuperación precoz para que el paciente se incorpore cuanto antes a su vida familiar, laboral y social.

7) ¿La Enfermedad de Crohn o la Colitis Ulcerosa son enfermedades hereditarias?

Actualmente no se considera a ninguna de ellas como enfermedad hereditaria en sentido estricto, si bien se acepta una cierta predisposición hereditaria en el caso de la colitis ulcerosa.

8) ¿Qué es la enfermedad perianal?

Se trata de la aparición de lesiones en la región perianal tales como fisuras, fístulas y abscesos. Son más frecuentes en la Enfermedad de Crohn (10% de los pacientes) que en la Colitis Ulcerosa. La mejor forma de abordar el tratamiento de la enfermedad perianal es mediante una correcta y eficaz sincronización entre el tratamiento médico y el quirúrgico.

9) ¿Qué es un  reservorio ileoanal?

Se trata de un procedimiento quirúrgico que se aplica en la colitis ulcerosa. Consiste en la extirpación de todo el colon y recto y su sustitución por una bolsa o reservorio creado con el propio intestino delgado y que se une al conducto anal. La operación se suele llevar a cabo en tres tiempos y durante este periodo el paciente debe ser portador de una ileostomía que posteriormente se cierra.

10) ¿Si me operan, tendré que llevar una bolsa u ostomía? No. La colocación definitiva de una ostomía se realiza en situaciones excepcionales. En el caso de los reservorios o cuando el paciente tiene que ser intervenido de urgencia la colocación de una ostomía tiene carácter temporal.